Ya era ídolo indiscutido en su etapa en como jugador, en la que ganó seis títulos locales, una Copa Libertadores y una Supercopa. Sin embargo, desde que se sentó en el banco de River, Marcelo Gallardo no hizo más opacar su anterior performance con un palmarés repleto de estrellas.
Esta nueva consagración frente a Independiente Santa Fe de Colombia fue la segunda Recopa Sudamericana que suma el Muñeco al frente del Millonario, ya que anteriormente, a principios de 2015, había vencido a San Lorenzo para gritar la primera.

Antes de esto, Gallardo se alzó con la Copa Sudamericana 2014, el primer trofeo internacional que disputó como entrenador, mientras que a mediados de 2015 tocó el cielo con las manos al ganar la Copa Libertadores, el torneo más ansiado del continente.

Finalmente, en agosto pasado, el título de la Sudamericana le abrió las puertas a River para sumar una nueva estrella: la Copa Suruga Bank, en la que derrotó al Gamba Osaka de Japón por 3 a 0.

A la hora de hacer un balance, desde que llegó al banco de River, Marcelo Gallardo disputó siete torneos internacionales, de los cuales se coronó en cinco. Verdaderamente, un récord que asusta.

El dato curioso radica en el contraste entre los rivales que le impidieron coronarse en los únicos doss títulos internacionales que le faltaron. El primero, nada menos que el Barcelona de Lionel Messi, que lo derrotó en la final del Mundial de Clubes.

FINAL Highlights- River Plate vs Barcelona - FIFA Club World Cup Japan 2015.mp4
El segundo, en tanto, fue el ignoto Independiente del Valle, quien sorpresivamente lo eliminó en octavos de final de la Copa Libertadores de este año, en la que luego también dejó en el camino a Boca Juniors.

Además, Gallardo tampoco pudo en la Copa Sudamericana 2015, cuando cayó en las semifinales ante Huracán, que luego perdería por penales ante el propio Independiente Santa Fe, el rival de este jueves por la noche en el Monumental.