La facturación por las ventas en las grandes cadenas de supermercados creció un 27,1% mientras que en los grandes centros de compra avanzó un 26,9% durante junio, ambas por debajo de los índices de inflación públicos y privados, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).
Este resultado se obtuvo luego de que las ventas de junio en los supermercados sumaran $ 23.053 millones y la facturación en los shoppings ascendiera a $4.717 millones.

De esta manera, las subas estuvieron por debajo del Índice de Inflación del 47,1% que registró en ese período la Oficina de Estadística de la ciudad de Buenos Aires, o del 45,3% de la Inflación del Congreso, que promedia los registros privados.

En este marco, los indicadores cerraron el primer semestre con un crecimiento del 27,3% en los supermercados y del 26,8% en los shopping.

Ventas en la Ciudad

Las ventas de electrodomésticos de la línea blanca
(cocinas, calefones y heladeras) cayeron durante el primer semestre un 13,4% en la ciudad de Buenos Aires, informó este jueves la Dirección General de Estadística y Censos porteña.

El organismo precisó además que las ventas de alimentos en los supermercados porteños bajaron 1,2% durante enero-junio frente al mismo período de 2015, mientras el expendio de los "otros artículos" en los mismos comercios bajó 11,9% en igual lapso.

Otros descensos semestrales se registraron en las ventas productos de telefonía móvil (-9,5%) y en los restaurantes porteños (-0,9%),
mientras se mantuvieron casi estables las ventas en locales de comida rápida (0,2% más) y aumentaron las concretadas en jugueterías (3,2%).

Embed
La Dirección de Estadísticas presentó los resultados de los indicadores de ventas basados en información fiscal consolidada (declaraciones juradas de los impuestos a los Ingresos Brutos) correspondiente a los meses de abril, mayo y junio pasados y al primer semestre.

El organismo aclaró que "la base imponible declarada de este impuesto tiene correspondencia con las ventas efectuadas en el período que se declara", si bien los valores difundidos "son de carácter provisorio, ya que pueden variar en el tiempo debido a presentaciones de declaraciones juradas rectificativas por parte de los contribuyentes que participan en la muestra".

La medición del segundo trimestre mostró bajas interanuales de 0,8% en las ventas de alimentos en los supermercados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en tanto que el expendio de los "otros artículos" en los mismos comercios bajó 17,7% en igual lapso.

La caída del segundo trimestre en las ventas de alimentos en supermercados se registra luego de una baja interanual de 1,6% en enero-marzo, mientras en "otros artículos" la baja en el primer trimestre fue de -6,2%.

En los restaurantes porteños, las ventas cayeron en 2,2% en abril-junio, frente al mismo lapso del año pasado, tras una suba de 0,4% en el primer trimestre.

También cayeron en el segundo trimestre las ventas en locales de comidas rápidas (2,7%), tras una suba de 3,3% en el primero.

La estadística porteña reporta igualmente una fuerte declinación -de 18,6%- en las ventas de electrodomésticos de la línea blanca, con lo cual en abril-junio se profundizó la caída de enero-marzo (que fue de 7,3%).

En la misma tendencia, las ventas de telefonía móvil descendieron 13,8% en el segundo trimestre, luego de caer 4,9% en el primero.

Por último, las ventas en jugueterías morigeraron su ritmo en abril-junio (1,6% de suba interanual), luego de crecer 4,7% en el primer trimestre, frente al mismo período de 2015.