El denominado "Grupo Varela" dejó este jueves de pelear en los tribunales de Thomas Griesa y aceptó la oferta del Gobierno para terminar con el default.
Luego de una batalla de más de 8 años, y siete meses más tarde del acuerdo entre Argentina y los fondos buitre, el denominado "Grupo Varela" dejó ayer de pelear en los tribunales de Thomas Griesa y aceptó la oferta del Gobierno para terminar con el default.

El grupo de 13 bonistas argentinos que aún litigaban ante el juez de primera instancia de Nueva York cerró una negociación en el bufete de Dan Pollack y le comunicaron al "special master" que aceptarán la propuesta que en febrero de este año llevó a esa ciudad el secretario de Finanzas, Luis Caputo.

El acuerdo implica el pago del 70% de la deuda original de 1.125.000 dólares, con una actualización del 3% de intereses anuales promedio, en sintonía con lo que ya habían cerrado en las negociaciones los acreedores encabezados por el fondo Elliott, Aurelius y Dart. Ahora sólo restan algunos fondos menores que, se supone, compraron bonos ya en default luego de 2010 y esperan el momento de hacer una apelación ante la segunda instancia judicial en EE.UU.

Seguí leyendo ámbito.com.