Si bien parece algo sacado de una película de terror, este reacción química conocida como "la serpiente del faraón" es de lo más normal: solo hay que mezclar tiocianato de mercurio con una fuente externa de calor.


More Mercury(II) Thiocyanate Decomposition.mp4