La Cámara Federal ordenó a la jueza María Servini de Cubría impulsar una invesitgación por una cuenta generada en Perú desde donde se emitieron "mensajes amenazantes hacia nuestra cuidad". En tanto el tuitero detenido por amenazas al presidente, Mauricio Macri, seguirá preso.

La Cámara Federal porteña rechazó excarcelar y continuará detenido el twitero Miguel de Paola, procesado con prisión preventiva por publicar en esa red mensajes escritos en árabe con amenazas al presidente Mauricio Macri .

En tanto, se ordenó a la jueza María Servini de Cubría a cargo del caso, impulsar una investigación sobre una cuenta generada en Perú desde la cual se emitieron "mensajes amenazantes hacia nuestra ciudad y a requerir información periódica del avance de la investigación que ese país eventualmente desarrolle al respecto".

Embed
El fallo de la cámara consideró que De Paola, de 21 años, debe seguir preso porque en caso de ser liberado podría entorpecer la acción de la justicia, ya que la investigación continúa para dar con una "posible conexión internacional del evento atribuido", según dijeron los camaristas Jorge Ballestero y Eduardo Freiler.

De Paola fue procesado con prisión preventiva por la jueza federal María Servini por el delito de "intimidación pública agravada" luego de ser detenido como el autor de los mensajes de twitter a través de la cuenta "@HassanABujaaaf, redactados en árabe con diversas amenazas y fotografías.

Embed
"Existen a la fecha diligencias probatorias pendientes de producción. Ellas estarían dirigidas a ahondar la investigación en torno a las posibles vinculaciones del imputado con cuentas de redes sociales generadas desde el exterior en la cual se anunciaban ataques de similar tenor a los presagiados en los mensajes emitidos", dice el fallo de la Cámara.

La investigación "podría verse perturbada en caso de que durante su desarrollo éste permanezca en libertad", sostuvo la Cámara que además consideró agravante el hallazgo de un arma de fuego en la casa del procesado.

En la resolución se dispuso además que se le practique al joven un estudio "médico psiquiátrico" para determinar "si reviste características de las cuales pueda comprenderse que resulte peligroso para sí o para terceros, especialmente en lo que refiere a eventos del tenor del analizado".