El fiscal pidió rerchazar la denuncia contra el jefe de Gabinete por entender que no existe delito alguno. Desde la oposición denunciaron que el obtjetivo del macrismo es usar esa información para hacer propaganda política, campañas de desprestigio y operaciones de manipulación de la opinión pública.
El fiscal federal Guillermo Marijuán pidió rechazar la denuncia contra el Jefe de Gabinete, Marcos Peña por haber firmado la transferencia de la base de datos de la ANSES a la Secretaría de Comunicación Pública de la Nación. De acuerdo con el representante del ministerio público fiscal hay inexistencia de delito en la denuncia contra Peña.

La denuncia había sido realizada por los diputados Juan Cabandié y Rodolfo Tailhade por presunto "incumplimiento de los deberes de funcionario público", "abuso de autoridad" y "violación de secretos y de la privacidad" a raíz del uso de la base de datos de la ANSES.

En un dictamen entregado al juez federal Ariel Lijo, el fiscal Marijuán no impulsó el caso y pidió desestimar la denuncia hecha por los diputados del Frente para la Victoria.

Embed
También fueron denunciados el director ejecutivo de la ANSES, Emilio Basavilbaso; el secretario de Comunicación Pública de la Nación, Jorge Greco; y el subdirector ejecutivo de la ANSES, Federico Braun.

Los denunciantes habían asegurado: "Tenemos todo el derecho a sospechar que el uso de la información por parte del jefe de Gabinete será ilegal, en violación a la ley 25.236 de protección de datos personales", y acusaron a Peña de pretender "utilizar los datos para hacer propaganda política, campañas de desprestigio y operaciones de manipulación de la opinión pública".

Paralelamente a las denuncias penales, se presentaron varios amparos judiciales para que se deje sin efecto el acuerdo.

Embed