Con apenas 20 años, la joven puede afirmar que es la belleza más resiliente de toda Italia. Ostenta el título de Miss Elegancia, pero quizás se podría agregar el de Reina de la Suerte.
Nicole di Mario, de 20 años, no quedó con el título de Miss Umbría el jueves pasado tras desfilar con el resto de las jóvenes bellezas que compitieron en el certamen, pero la rubia ganó algo más importante: sobrevivió al terremoto que sacudió el centro de Italia el miércoles y que dejó 278 muertos.

En el momento del evento, Di Mario se encontraba en la casa familiar de Borbona, a 18 kilómetros de Amatrice, la localidad que se vio más afectada por el sismo de 6,2 grados Richter. La joven estudiante de Ciencias de la Educación había viajado para el funeral de su abuela, Doménica, que finalmente se realizó en la plaza del pueblo por cuestiones de seguridad.

"Sentí que todo temblaba. Tuve mucho miedo. Salimos y no volvimos a entrar a casa. Pasamos toda la noche en el terreno de fútbol y luego en el campo", comentó Di Mario al periódico Corriere di Rieti. Lo que es más, la modelo ya tenía en su haber un episodio traumático como fue el naufragio del crucero Costa Concordia, ocurrido en el Mediterráneo en 2012.

"Fue una experiencia dramática, terrible. Yo estaba atrapada en la cabina porque el barco se inclinó de un lado y luego del otro. Debí hacer la fila para conseguir un chaleco salvavidas y logre entrar en el último bote, el número 25", recordó Di Mario. "Pero la otra noche, el sentimiento de impotencia fue aún más fuerte", expresó la modelo.