El hombre fue detenido luego de una persecución policial en el partido bonaerense de Esteban Echeverría que concluyó cuando los delincuentes chocaron contra un poste de luz.
Un hombre que se encontraba prófugo desde mayo por el crimen del futbolista de Nueva Chicago, Rodrigo Espíndola, fue detenido luego de una persecución policial en el partido bonaerense de Esteban Echeverría, se informó hoy.

Según fuentes policiales, la detención estuvo a cargo de personal de la comisaría 2 de Ezeiza, que luego de avistar a cuatro personas a bordo de una camioneta Fiorino robada, inició una persecución que terminó cuando los delincuentes chocaron contra un poste de luz, en la intersección de las calles Beltrán y Becerros del barrio El Jagüel.

Tras el impacto, la policía detuvo a tres personas, entre ellos un menor de edad y una mujer, mientras que el cuarto huyó a pie e ingresó en un domicilio de Beltrán al 300, donde fue detenido.

El delincuente, identificado como "El Blanquito", apuntó con un arma de fuego a uno de los policías, que respondió con un disparo que le produjo una leve herida en la ingle.

Luego de ser trasladado al Hospital de Ezeiza, el hombre fue curado y ahora se encuentra fuera de peligro.

En el hospital la policía constató que se trataba del prófugo que participó del crimen del jugador de fútbol de Nueva Chicago que ocurrió el 12 de mayo en un intento de entradera a su casa de la localidad de Monte Grande, hecho por el que ya hay otros detenidos.

Los efectivos de seguridad secuestraron además un revolver 32 largo sin numeración que llevaba cuatro balas en su tambor. Interviene en la causa la UFI 2 descentralizada de Esteban Echeverría, a cargo de Mariela Bonafini, del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.