Mientras la incesante lucha contra las llamas continúa, desde la cartera de Seguridad de San Luis aseguran que no hay víctimas fatales y que ninguna vivienda se incendió. Buscan sofocar el fuego a través de una quebrada, valles o ríos anchos.

Los daños provocados por el incendio forestal que se desató en distintos sectores de San Luis alcanzaron, hasta al momento, a 8.500 hectáreas. Además, la ministra de Seguridad provincial, Beatriz Alagia, informó que "no hubo ningún muerto, ni casas quemadas", al tiempo que aseguró que la evacuación "fue ordenada".

La funcionaria llevó así algo de tranquilidad a los vecinos que fueron afectados por el imponente incendio. Por su parte, el jefe de Emergencia de San Luis Solidario, Darío Zavala, aseguró que el fuego está controlado pero no extinguido. Y agregó que están "gestionando la forma y buscando el lugar en donde poder detener definitivamente el fuego".

Embed

En ese sentido, Zavala expresó que están utilizando imágenes satelitales para poder encontrar quebradas, valles y ríos anchos que ayuden a detener el fuego.

"No hemos tenido que asistir a ningún bombero en el transcurso de las últimas cuarenta y ocho horas. El relevamiento sanitario de lesionados fue en Potrero y fueron asistidos en el lugar. En Suyuque dos bomberos sufrieron heridas leves y no hubo necesidad de brindarles asistencia compleja", aseguró el ministro de Salud, Marcelo Riera.

"Todo el sistema sanitario está apostado para atender principalmente a aquéllos que están combatiendo de manera directa el fuego", agregó.