El secretario de Industria de la Nación, Martín Etchegoyen, negó que la política comercial del gobierno de Mauricio Macri incluya una "apertura indiscriminada" de productos importados que terminen destruyendo la industria nacional y el empleo como ocurriera en décadas pasadas. "Trabajamos por una inserción inteligente, que nos permita abrir mercados para nuestros exportadores", sostuvo.

En un extenso reportaje con el diario Ámbito Financiero, el funcionario de la cartera fabril apuntó que "después de la salida del sistema de DJAI, el gobierno ha instrumentado un sistema aceptado por las reglas internacionales de comercio. No queremos ni una apertura indiscriminada, ni proteccionismo irracional, sino una inserción inteligente". Sostuvo su discurso con las cifras del Indec que indicaron que las importaciones disminuyeron.

Embed

Sin embargo, la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA) registró el doble de asociados desde diciembre de 2015 a esta parte gracias a las medidas tomadas por el Gobierno, que favorecen la entrada de productos al país.

Etchegoyen señala que se dejó atrás un régimen arbitrario de administración del comercio exterior y que se creó el SIMI, que libera 85% del comercio pero, aclara, "sin descuidar el empleo argentino".

Embed

El ex directivo de la Unión Industrial cree que es clave la integración regional e internacional. No niega la caída de la actividad, pero afirma esta tendencia negativa comenzó a revertirse "a partir de este semestre, tomando mayor fuerza el próximo año".