Dejó la misiva sobre el ataúd de Giulia Rinaldo, de 9 años, a quien no pudo rescatar tras el terromoto que sacudió a la región italiana de Amatrice. Con su cuerpo, Giulia protegió a su hermana, Giorgia, de 4, que logró sobrevivir en medio de los escombros.
Los rescatistas pudieron dar con ambas nenas en medio de los escombros y darse cuenta de que la más chiquita de las dos aún estaba con vida porque el cuerpo de la más grande le había funcionado como escudo.

Giulia no tuvo la suerte de la hermana. Los fuertes golpes que sufrió terminaron con su vida. La historia conmocionó a uno de los agentes que participó en el rescate, que dejó una emotiva carta sobre el ataúd de Giulia en el funeral del pasado sábado, según informa este lunes La Repubblica.

Embed
"Hola pequeña. Sólo te di una mano para sacarte de esa prisión de escombros. Perdónanos por haber llegado demasiado tarde". Así empiezan las emotivas líneas que el bombero dejó sobre el féretro de Giulia.

Massimo Caico, otro bombero que participó en el rescate dijo que la posición del cuerpo de la niña mayor aparentemente creó una "bolsa de aire" que permitió que Giorgia sobreviviera.

nene encontrada en terremoto.mp4
"Tu ya habías dejado de respirar cuando te encontramos, pero quiero que sepas que hicimos todo lo que pudimos para sacarte de las ruinas. Cuando vuelva a mi casa en L’Aquila, sabré que hay un ángel que me mira desde el cielo y tú serás una estrella que ilumina la noche. Adiós, Guilia. Te quiero, aunque nunca me hayas conocido".

En tanto, Giorgia pasó su cuarto cumpleaños en un hospital local para recuperarse de su terrible experiencia de la que sobrevivió gracias a Giulia.

Embed
Hasta ahora, el número oficial provisional de fallecidos es de 290 muertos, según el último recuento anunciado por la Protección Civil italiana. El mayor número de defunciones se registró en Amatrice, donde perecieron 229 personas.