El presidente de Zimbabwe, Robert Mugabe, mandó a arrestar a todos los atletas de su país que participaron de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 por no haber ganado ninguna medalla ni diploma, además de calificarlos como "ratas" y asegurar que los obligará a devolver el dinero que el gobierno invirtió en ellos
"Hemos desperdiciado el dinero del país en estas ratas que llamamos atletas. Si no estás listo para sacrificarte y al menos ganar medallas de cobre o de lata como hicieron nuestros vecinos de Botswana, entonces por qué malgastar nuestro dinero", afirmó Mugabe en declaraciones a la prensa de su país.

Zimbabwe no consiguió ganar ninguna medalla ni diploma en Río,
provocando la furia del hombre de 92 años, que es presidente desde 1987.

"Si necesitábamos simplemente gente que vaya a Brasil a cantar nuestro himno nacional y mostrar nuestra bandera, hubiéramos enviado a algunas de las hermosas muchachas y apuestos muchachos de la Universidad de Zimbabwe. El dinero invertido en el equipo que representó al país podría haber sido utilizado para construir escuelas", señaló.

El mandatario aseguró que obligará a los deportistas a que devuelvan "al gobierno el dinero invertido aunque lleve diez años" y afirmó: "Ahora resulta que les dimos un préstamo blando para ir a Brasil como turistas. Son inútiles. Esto es como si un hombre impotente estuviera casado con cinco mujeres. ¿Qué sentido tiene?".