El cantante canadiense fue indagado por la justicia argentina vía teleconferencia con el juez Alberto Baños pero se negó a declarar.

Justin Bieber visitó Buenos Aires en 2013 pero no todo fue alegría y euforia belieber. El cantante canadiense y sus custodios protagonizaron un desafortunado episodio de violencia que tuvo como víctima al fotógrafo Diego Pesoa.

El hecho llegó a manos de la justicia por parte del damnificado y sus abogados, Matías Morla y Víctor Stinfale por lo que el artista fue citado a declarar al consulado argentino desde Los Ángeles a través de una teleconferencia. "Deberá dar indagatoria como cualquier persona y luego el juez tiene diez días hábiles para decidir si lo procesa, si dicta falta de méritos o lo sobresee (...) Él se ríe de la Justicia argentina, por eso el juez Alberto Baños fue muy duro", había detallado Morla.

Seguí leyendo en RatingCero.com.