La nueva Chevrolet Montana se conoció en Brasil, con nuevos conjuntos mecánicos que apuntan a reducir el consumo de combustible.
A nivel estética no hay variaciones respecto al modelo anterior. Apenas una ampliación en la gama de colores. La principal novedad está debajo del capot, donde aparece el propulsor 1.4 de 94 CV (99 CV a etanol) con caja manual de cinco velocidades, que Chevrolet ofrece en otros modelos como Prisma y Onix.

Nota Relacionada: El confort en una pick up
Además, incorpora el paquete ECO que incluye nuevo conjunto de bielas y pistones, alternador de alto rendimiento, sistema de refrigeración con ventilador de baja fricción. Asimismo, ahora utiliza aceite de menor viscosidad, neumáticos ecológicos, frenos de baja fricción, mayor cantidad de piezas aerodinámicas y la capucha marítima para reducir la resistencia al viento.

Con estos cambios, la mejora en el consumo supera el 13% respecto a su antecesor. De acuerdo a las mediciones realizadas por Chevrolet, necesita 7,4 litros para recorrer 100 kilómetros en ruta y 8,5 para la misma distancia en ciclo urbano.

Hay dos niveles de equipamiento: LS y Sport. El modelo que se comercializa aún en la Argentina tiene el motor 1.8 litro de 105 CV.