En el próximo Salón del Automóvil de París, que comenzará el 29 de septiembre, Volkswagen dará un nuevo paso en su estrategia de producción de vehículos 100% eléctricos.
En el autoshow presentará un modelo que toma el desafío de elevar la autonomía para que pueda recorrer mayores distancias con una sola carga, el gran problema a resolver para volver viables comercialmente a los eléctricos.

El nuevo modelo tendrá una autonomía de 600 kilómetros, más de lo que puede ofrecer cualquier competidor en el mercado actual.

De todas formas, será un concept. Verá la luz recién en 2018 en el marco de la estrategia de Volkswagen de ofrecer 30 eléctricos para 2025.