Mauricio Jortack fue el actor encargado de hacer la interpretación de su colega. Además, luego de bailar, el concursante generó una extraña situación.
La presencia de Fernando Carrillo en el Bailando generó dos desopilantes situaciones. Una fue generada por su excelente imitador, Mauricio Jortack, y la otra por él mismo, cuando al terminar la coreografía del cuarteto hizo un inesperado acting.

Seguí leyendo en RatingCero.com