Google planea poner en marcha su propia aplicación para compartir viajes por carretera, una iniciativa que llevará a la empresa a competir con plataformas como Uber, adelantó The Wall Street Journal.
Según el diario, la empresa puso en marcha en mayo un programa piloto en las inmediaciones de su sede en California que permite a los trabajadores de ciertas empresas utilizar Waze para compartir viajes en automóvil.

A partir de este primavera, Google tiene previsto comenzar a ofrecer ese servicio en todo el área de San Francisco, con la vista puesta en expandirlo si tiene éxito, según una fuente anónima citada por el Journal.

A diferencia de Uber y otras aplicaciones como Lyft, que funcionan en gran medida como un servicio de taxi, la iniciativa de Google busca conectar únicamente a conductores que van en la misma dirección a la que quiere ir otra persona, según esa misma fuente.

Para ello, planea que las tarifas sean lo suficientemente bajas como para disuadir a los conductores de operar como taxistas.

Embed
Waze, una aplicación que Google adquirió en 2013, se centra actualmente en la navegación, con la particularidad de que actualiza información sobre accidentes y otros sucesos a través de mensajes de sus usuarios.

En Israel, país de nacimiento de Waze, la empresa ya ofrece de forma bastante generalizada la opción de compartir vehículo.

Según el Journal, Google y Uber se ven cada vez más como rivales, a pesar de que en el pasado colaboraron y el gigante de internet llegó a invertir en 2013 unos US$258 millones en la aplicación de transporte.

Recientemente, un ejecutivo de Alphabet -la matriz de Google- dejó su puesto en la junta de Uber ante esa creciente competencia entre las compañías, mientras que Uber está desarrollando sus propios mapas para dejar de depender de los de Google.

Además, las dos empresas están llevando a cabo importantes apuestas en el campo de los vehículos sin conductor.