Se trata de Luciano Garay, futbolista que hizo inferiores en Talleres. El 1° de mayo sufrió un accidente automovilístico que casi le cuesta la vida. La Pulga y el Jefecito le enviaron un audio para darle ánimos.
Luciano Garay sufrió un duro accidente el pasado 1 de mayo. A bordo de su auto, un accidente vial lo puso al filo de la muerte y hasta los médicos le recomendaron a la familia "rezar mucho", producto de su complicada situación.

El gesto de Messi y Mascherano con jugador cordobés que sufrió un accidente.mp4
El chico de 25 años, oriundo de San Pedro Norte, localidad del interior cordobés que pertenece al Departamento Tulumba, ama el fútbol y soñó con ser profesional. Hizo Divisiones Inferiores en Talleres, donde fue el goleador del club.

Sus amigos y familiares quisieron encontrar la manera de darle fuerzas para su recuperación. Ernesto Luján, amigos de la familia que trabaja en el Aeropuerto de Ezeiza, tuvo una gran idea. Cruzó a Lionel Messi y Javier Mascherano, quienes le grabaron un mensaje. Luego de escuchar el audio, Garay mostró una gran mejoría.

Embed
"Fue una emoción muy grande... Lloré mucho y eso que soy medio duro. Messi es mi máximo ídolo y su gesto y el de Masche me ayudan mucho para seguir peleando. Recibir regalos como estos es inexplicable, algo inolvidable de por vida", contó Garay quien pudo salir adelante y se recupera favorablemente.

EL RELATO DEL ACCIDENTE, CONTADO POR GARAY

"Tuve un accidente en la Ruta 60 pasando Jesús María. Ahí lamentablemente falleció mi abuela. Íbamos 5 en el auto. Yo, mi novia, mi tía, su hijo de 4 años y mi abuela. Mi auto era un Gol. Y por lo que me cuentan el otro auto pasó con doble línea amarilla. Yo, cuando lo veo, me tiro a mi banquina para esquivarlo pero se ve que él se tiró por el mismo lado. El choque fue 5 metros afuera de la ruta, osea sobre mi banquina. Me chocaron justo donde va el volante. Me operaron, tenía fractura de fémur, radio y cúbito. Pero le dijeron que mi familia que recen porque casi seguro no vivía. Y acá estoy jaja. Estuve dos meses en Rita Bianchi en Tanti rehabilitádome y ahora en Alpi de Dean Funes. Hago natación también. Lo mejor es que por fin pude dejar la silla de ruedas. Camino lento y me cuesta estirar y doblar el codo izquierdo. Y lo que más vergüenza me da es que mi voz... Yo soy periodista deportivo y me cuesta empezar con mi trabajo, pero con paciencia me dijeron que podré quedar como antes"