La ex presidenta sostuvo que la remoción de la jefa de Estado de su cargo representa una "nueva forma de violar la soberanía popular".

La ex presidenta Cristina Kirchner calificó de "golpe institucional" la destitución de la mandataria de Brasil, Dilma Rousseff, por supuestos casos de corrupción, al advertir que la remoción de la jefa de Estado de su cargo representa una "nueva forma de violentar la sobernía popular".

A través de su cuenta de Twitter, Cristina señaló que:"Se consumó en Brasil el golpe institucional: nueva forma de violentar la soberanía popular", señaló la ex mandataria.

Embed

La ex mandataria planteó que "América del Sur" es "otra vez laboratorio de la derecha más extrema"."Nuestro corazón junto al pueblo brasileño, Dilma, Lula y los compañeros del PT", añadió.

Embed
Embed