En su cuenta de Facebook e Instagram, la chica fue retratando cada paso del lujoso viaje a bordo. Fotos y selfies en bares y playas, también en centros de compras, dejando huellas de sus vacaciones, finalmente fue detenida junto a otras dos personas.

Melina Roberce, que viajaba a bordo de un crucero y publicaba su recorrido en su cuenta de Instagram, fue capturada junto a sus dos acompañantes en el puerto de Sídney (Nueva Gales del Sur, Australia) porque sus maletas transportaban 95 kilogramos de cocaína, evaluados en cerca de 23 millones de dólares, informó The Sydney Morning Herald.

crucero 5.jpg

La detención de estos tres canadienses llamó la atención de los medios de comunicación porque Roberce, aparentemente ajena al delito que cometía, subió diversas fotografías a la Red para mostrar todo su recorrido turístico previo.

crucero.jpg

En una de sus últimas instantáneas, la joven luce un tatuaje reciente de un lazo, que simboliza protección al viajero. Tras su arresto, multitud de usuarios de esa red social escribieron comentarios críticos o con burlas respecto a que ni siquiera ese amuleto podrá librarla de terminar en prisión.

El crucero Sea Princess en el que viajaban los presuntos delincuentes inició su viaje en el Reino Unido y, durante 66 días, recorrió varios lugares de diferentes continentes, incluidos Canadá, Estados Unidos, Nueva Zelanda y varios países de Sudamérica.

crucero 4.jpg

Hasta el momento, se desconoce la procedencia de la droga y la relación entre los capturados, que podrían ser condenados a cadena perpetua.