En diálogo con Radio 10, Liliana Muñoz, maestra de segundo grado del colegio Bartolomé Hidalgo, contó cómo fue el ataque. "Me agarró de los pelos y me golpeaba la cabeza contra el pizarrón", detalló.


Muñoz es maestra de una escuela primaria de Córdoba y denunció en las últimas horas que la madre de un alumno le pegó salvajemente hasta dejarla inconsciente, tras un incidente entre escolares ocurrido en el colegio.

Embed

Muñoz contó que un chico de tercer grado del colegio Bartolomé Hidalgo estaba "agrediendo" a un alumno de su curso -un año más chico- y decidió intervenir, recibiendo de parte del agresor una respuesta prepotente: "'¿Y qué te metés vos?' y me dice un montón de malas palabras".

"Ves lo que te pasa porque sos irrespetuoso con los mayores", contestó la maestra, recibiendo la respuesta menos pensada de parte de la madre del menor: "Me decía que quien era yo para decir que su hijo era irrespetuoso y todos los insultos que pudo", repasó la docente.

"Vos no le enseñás que tiene que ser respetuoso con los mayores, ese es el ejemplo que vos le estás dando", contrapuso Muñoz, quien dice que no quiso seguir discutiendo con la madre, ya que "era una cosa tonta contestarle a una persona agresiva".

LA BRUTAL GOLPIZA

Lejos de terminar ahí, la situación se trasladó a dentro del aula, donde la maestra se encontraba junto a unos pocos alumnos, cuando la madre hizo una nueva aparición, decidida a lastimar a la docente.

"Siento que algo que me choca de atrás y me golpea contra mi armario. Ahí me agarran del pelo y me empiezan a pegar contra el pizarrón la cabeza varias veces. Yo me desvanezco, y ahi me empieza a pegar patadas en el piso como una bolsa de papas", detalló la secuencia.

"La directora escucha los golpes de mi aula y entra, entonces le dice 'soltala porque la vas a matar'", explica Muñoz sobre cómo se interrumpió el ataque, aunque al intentar reincorporarse la madre habría querido golpearla de nuevo."Tengo mucho miedo de que la mujer haga algo", dejó saber por último Liliana, que no quiere volver a dar clases tras el ataque.