"La idea del proyecto nada tenía que ver con la censura en Internet, y en realidad apuntaba a casos específicos como el hostigamiento o el acoso a menores", señalaron a Télam asesores de Daniel Presti, autor de la iniciativa ingresada este mes en la Legislatura porteña y del PRO.
El proyecto tenía por finalidad modificar el artículo 18 de la Ley N° 12 (de Procedimiento Contravencional), incorporando entre las medidas precautorias la posibilidad de que tanto fiscales como "autoridades preventoras" pudieran disponer la "suspensión o bloqueo del servicio de Internet".

"En caso de conductas que sean realizadas mediante la utilización de la red global de difusión de información internet o cualquier otro medio de comunicación, se podrá ordenar a las empresas prestatarias del servicio de internet bloquear, o denegar el acceso al dominio o aplicación de que se trate en forma parcial o total según la conducta ilícita sea generada dentro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o produzca sus consecuencias dentro de ésta", indica el proyecto.

"El legislador Daniel Presti se ha reunido y lo sigue haciendo con varias organizaciones para dialogar al respecto. En este momento el proyecto está frenado y puede que tenga modificaciones hasta incluso quedar inviable", especificaron desde su entorno.

"No es que el proyecto se va a aprobar mañana. Además el legislador no tiene ningún problema en recibir a las organizaciones que quieran dialogar con él", ampliaron. Los asesores del legislador insistieron en que la iniciativa "nada tiene que ver con la censura".

La propuesta causó preocupación entre internautas, académicos, representantes de la industria y organizaciones defensoras de la libertad de expresión, lo cual se tradujo entre otras cosas en una carta abierta conjunta y una petición en la plataforma Change.

En este sentido, Javier Pallero, analista de Políticas Públicas en Access Now (una ONG internacional que defiende los derechos de los usuarios de Internet) inició este lunes un petitorio en la plataforma Change que tituló "No al proyecto de censura de Internet en Argentina", que contaba con más de 17.000 firmas.

Por otro lado, un documento conjunto entre la Access Now, el Centro de Tecnología y Sociedad (Universidad de San Andrés), el Centro de Estudios para la Libertad de Expresión y Acceso a la Información (Universidad de Palermo), el profesor e investigador del Conicet Martín Becerra y la Fundacion Via Libre alertó sobre el "riesgo" a la libertad de expresión que supone la iniciativa.

En la carta, los firmantes afirman que "el proyecto de Ley de Presti pone en serio riesgo esta herramienta al permitir que autoridades administrativas -entre ellas la fuerza policial- pueda censurar contenido para prevenir contravenciones locales".