Lo afirmó Héctor Daer, miembro del triunvirato que conduce la central obrera, un día antes de la reunión que tendrán los gremialistas con parte del gabinete nacional para plantear sus cuestionamientos.
Uno de los integrantes de la nueva conducción de la CGT, Héctor Daer, advirtió este jueves que el Gobierno hasta ahora se mostró "contrario a los intereses de los trabajadores" y dando pasos "erráticos", y no descartó la posibilidad de que los sindicatos reclamen un bono o una suma fija a fin de año para compensar la pérdida del poder adquisitivo por la inflación.

Las declaraciones se dan un día antes de la reunión que la nueva cúpula cegetista sea recibida por los ministros de Trabajo, Jorge Triaca; de Salud, Jorge Lemus; de Producción, Francisco Cabrera y el coordinador del Gabinete Económico, Mario Quintana.
Daer pidió a la Casa Rosada que "rectifique" algunas "políticas que fueron nocivas para los trabajadores", como la apertura de la "importación". En declaraciones radiales, el diputado por el Frente Renovador pidió al oficialismo que "resuelva el tema de la importación para no seguir destruyendo trabajo argentino".

Embed
Para el sindicalista, la situación por la que atraviesa Brasil "es un problema; ahora si estamos consumiendo zanahorias y manzanas de Chile y naranjas de Valencia, el problema es nuestro, no de Brasil". A poco de cumplirse nueve meses de la asunción del presidente Mauricio Macri, Daer fue duro a la hora de calificar al Gobierno, al considerarlo "contrario a los intereses de los trabajadores hasta el día de hoy".

Ante una pregunta sobre las demandas de los trabajadores, el gremialista no descartó la posibilidad de que los sindicatos, según su actividad, exijan un bono, una suma fija o un premio para fin de año. "Puede ser eso (un bono), puede ser una determinada cantidad de suma a fin de año; cada mapa de cada actividad es diferente, no podemos hablar de una generalidad, pero vamos a sostener el poder de compra del salario", avisó.
Embed
Daer alertó que la administración macrista tiene que esforzarse en "generar condiciones para que la inflación no siga creciendo y, por supuesto, que baje. Y nosotros, sostener el poder de compra del salario".

A juicio del sindicalista, en estos meses el Gobierno dio pasos "erráticos". "Salieron del cepo y devaluaron casi 50 por ciento el dólar oficial; después hubo muchas acciones hacia sectores que nada tienen que ver con el trabajo y todas las perspectivas tanto de caída de la inflación, de creación de empleo y de evolución de la economía, hasta ahora no se dio ninguna", se quejó.

Insistió en que muchas de las medidas adoptadas por la Casa Rosada "fueron en detrimento de el empleo argentino y los jubilados y los que tienen planes".