Para la fiscalía que investiga el caso, no se condice la declaración de Lino Villar Cataldo, quien dijo que él disparó para defenderse del ladrón porque éste le estaba apuntando, con el lugar donde apareció el arma del ladrón: estaba debajo de su cuerpo, algo que no podría ocurrir si efectivamente le estaba apuntando al profesional.

La fiscal del caso, Diana Mayko, tiene datos que resultan sospechosos frente a la declaración del médico Lino Villar Cataldo y las pericias. Una de las dudas es que el delincuente se sentó sobre el arma y el relató del médico no coincide si efectivamente el ladrón le estaba apuntando en el momento del asalto.

También se analizan los disparos porque no cierra que allá tirado desde abajo cuando lo estaba amenazado. Además aparecieron dos vainas servidas de cuatro disparos, por la trayectoria fueron desde otro lugar desde donde él relata. La justicia quiere analizar la distancia porque sospechan que le disparó desde muy cerca.

dudas médico

Otra de las dudas es sobre las lesiones que tiene el médico, según el informe, no son compatibles con la versión de que el auto le pasó por encima.

Asimismo, en los antecedentes penales del médico se descubrió que tiene dos causas, una por tenencia de estupefaciente en el 2011 y la otra es por tenencia ilegal de arma de guerra. Este viernes será la definición definitiva de la causa por el asesinato del ladrón.