Cuando finalizaba el primer tiempo, el delantero argentino fue fuerte y el árbitro Julio Bascuñán le mostró la segunda tarjeta amarilla. Ante el golpe anímico, el cordobés no pudo ocultar su angustia y se retiró con lágrimas en los ojos. Mirá el video.

La expulsión y llanto de Paulo Dybala:

Dybala expulsion