El animal corneó y rompió el vehículo en una feria en España mientras una familia estaba en el interior. Finalmente, el bovino se cansó y volvió a correr a la gente que estaba en el lugar.