Luego de que la noticia circulara en todos los medios, la actriz usó Twitter para aclarar que no es ella la mujer de las fotos. Mirá cómo lo probó.

Andrea Rincón fue señalada como la protagonista de varias fotos de alto voltaje erótico que, supuestamente, estaban en manos de un fanático obsesionado con ella.

Si bien en las imágenes la mujer tiene un tatuaje en el antebrazo derecho y un arito en la nariz, en las redes circuló el nombre de la actriz, quien horas después le puso un punto final a la historia.

Seguí leyendo en RatingCero.com.