A sus 30 asegura que nunca le pesó ser la hija del "Stone" y que todo lo logró por sus propios méritos.

Alexandra Richards, o "Wolfie" como la llama su padre, es la más rebelde de la familia de Keith Richards. Pasó su infancia en los hoteles más lujosos mientras el Stone estaba de gira y hoy se convirtió en una sensual modelo que a sus 30 asegura que sigue siendo "la nena de papá".


Seguí leyendo más en RatingCero.com.