Un rugbier de 23 años del Club Duendes de la ciudad santafesina de Rosario sufrió una grave lesión cervical y un paro cardiorrespiratorio en el partido de prereserva que su equipo jugaba como local de CRAI, de Santa Fe, y permanece internado en terapia intensiva en el Sanatorio Parque.
El joven segunda línea de la entidad "verdinegra", del barrio Las Delicias en el sudoeste rosarino, sufrió el sábado una lesión cervical que le provocó un paro cardiorrespiratorio en el cotejo por la cuarta fecha oficial del torneo Regional del Litoral.

Ante el inesperado hecho y la lógica conmoción que generó, fue trasladado rápidamente al sanatorio Parque y se suspendió ese partido y el correspondiente de primera división que debía disputarse a continuación.

Según el relato de los que estaban observando el encuentro, el accidente se produjo al desarmarse un scrum y quedar la víctima en mala posición, debajo de una montonera de jugadores.

Embed
Rápidamente el joven fue atendido por el cuerpo médico de la institución. Se le practicaron medidas básicas de reanimación e inmovilización en el campo de juego, y luego fue derivado en ambulancia a ese centro de salud de la ciudad, donde quedó internado en estado delicado en terapia intensiva, con atención del Departamento de Neurocirugía del sanatorio.

"Es una lesión cervical medular severa, por eso fue intervenido de urgencia. Esperamos su evolución", señaló Gonzalo García, uno de los médicos de Duendes, al diario La Capital.

El rugbier, de 23 años, es oriundo de la ciudad chaqueña de Resistencia, y hace más de cuatro años que se desempeña en el club verdinegro.
Tiene un hermano mellizo que en ese momento estaba jugando al lado suyo en esa formación. Sólo le faltan pocas materias para recibirse de ingeniero.