La vedette se desprendió del escándalo con un mensaje en la red social. Aún estando embarazada, Granata siguió en batalla contra ella.

Ni bien circuló la versión de la separación de Amalia Granata y Leonardo Squarzón, las miradas fueron directo para Luciana Salazar, la enemiga pública de la panelista.Y la vedette contestó...

Seguí leyendo en RatingCero.com