Se trata de Congo y Nevada, dos grandes amigos que ya tienen su propio método para conciliar el sueño. Entre besos, los animales empiezan a acurrucarse, se ponen cómodos y finalmente se duermen. Mirá las tiernas imágenes.

Así se demuestran todo el amor Congo y Nevada:

perro gato besos