Un hombre enmascarado se llevó al niño hace casi tres décadas y no se supo más de él pese a que su búsqueda seguía activa. El fin de semana se dio a conocer que lograron hallar sus restos. "Nuestros corazones están destrozados. No hay palabras", dijo su mamá.
La información fue dada a conocer por la oficina del alguacil del condado de Stearns. "El médico forense del condado de Ramsey y un odontólogo forense identificaron hoy los restos de Wetterling", se indicó en el comunicado difundido el sábado.

Hasta el momento, no se informó si alguien ha sido acusado tras el hallazgo. Desde la oficina de Stearns indicaron que investigadores evaluarán nuevas pruebas y esperan "estar en condiciones de proporcionar información más detallada" en los próximos días.

Jacob Wetterling.jpg

El secuestro del niño de 11 años de edad, en 1994, llevó a la promulgación de la Ley Wetterling, que exige a los estados establecer y mantener registros de delincuentes sexuales.

Según WCCO y el diario Minneapolis Star Tribune, Daniel Heinrich, un sospechoso en un caso de pornografía infantil, proporcionó información que condujo al FBI a los restos, que están analizando con pruebas de ADN.

Embed

Patty Wetterling, la madre de Jacob, siempre mantuvo la esperanza de que pudiera ser hallado con vida y se convirtió en una defensora de los derechos de los niños, fundando una organización que se dedica a ayudar a las familias y a las comunidades a luchar contra el abuso a nenes: el Centro de Recusos Jacob Wetterling.

Esa institución publicó este sábado en su página web una declaración en la que decían estar profundamente dolidos. "No queríamos que la historia de Jacob acabara de esta manera. En este momento de dolor y shock, volvemos a los inicios. Los Wetterling tuvieron la elección de adentrarse en la amargura y el odio o caminar hacia una luz de lo que podría ser la luz de la esperanza. Su elección cambió el mundo", dijeron en el comunicado.

"Nuestros corazones están destrozados. No hay palabras", dijo Patty a la CNN.

Jacob_Wetterling.mp4
El secuestro

Jacob Wetterling, sus dos hermanos y un amigo volvían a casa, en St Joseph, desde un local. Iban en sus bicicletas cuando un hombre, que llevaba una media como máscara y una pistola, se acercó.

Le preguntó a los chicos sus edades, agarró a Jacob y les dijo a los otros que corrieran hacia el bosque y que si no lo hacían, les dispararía, según el relato del padre de Jacob, basado en lo que sus hijos le dijeron a la policía.

Desde entonces, no se había encontrado ningún rastro de Jacob y no se había hecho ningún arresto en el caso, presentado en el documental "The Hunt" de John Walsh.