Se trata del videojuego "Dead or Alive Xtreme 3", un juego de voley femenino, que permite increíblemente el acoso de las jugadoras, que claro, están en bikini.
En uno de los videos promocionales del juego sólo aparece un hombre, con unas gafas de realidad virtual, manoseando a una mujer en bikini. Ella protesta, pero no aparta el objeto -una especie de sonda voladora- que la acosa.

El personaje en las imágenes deja sus pechos y cola de píxeles a la vista del usuario, que los hace rebotar para su propio deleite, mientras este en la vida real se agacha, explora y alucina con lo que está observando.

Realidad Virtual acoso dead or alive
El video pertenece al modo "Paradise" del juego Dead or Alive Xtreme 3 y aunque ha sido censurado en Europa según publica el medio español Playground, se pondrá a la venta en toda Asia, lo que ya trajo polémica.

En resumen el -supuestamente- juego de voley, no se conforma con que las chicas vistan ínfimos bañadores y cuerpos imposibles, sino que además le permite al jugador tocarlas cuanto quiera, mientras estas se quejan del acoso.