Un ex delantero de Boca sorprendió a todos y fundó un club en un lugar muy alejado de nuestro país, al que además le puso los colores del club de la Ribera. ¿Te acordabas de él?

La figura del "jugador número 12" es parte de la liturgia xeneize, pero nadie se hubiera imaginado que el malogrado Naohiro Takahara iba a llevar la pasión azul y oro a la otra punta del mundo como ningún otro.

takahara okinawa.jpg

El nipón llegó en 2001, cuando el club estaba a cargo de Mauricio Macri y la idea era aprovechar la previa del mundial Corea-Japón, que se iba a jugar al año siguiente, para llevar la "marca Boca" a tierras orientales. Takahara pasó sin pena ni gloria, pero casi 15 años después fundó un club al que le puso los colores del Club de la Ribera.

takahara boca.jpg

El pobre delantero solo anotó un gol, el sexto en la goleada 6-1 del equipo frente a Lanús. Sin embargo, en 2015, a los 36 años, hizo que el club Okinawa SV, del cual es uno de los socios fundadores, presidente, DT y jugador, use una camiseta titular azul y amarilla como la que tenía él hace 15 años.

El Okinava es un equipo que está en la tercera división, pero la intención es lo que cuenta.