La mujer llamada Paula le envió un mensaje a Greta Rodríguez, responsable de que estalle el escándalo, y echó más leña al fuego.

Si había un testimonio que faltaba en el escándalo de Amalia Granata con su novio era el de Paula, la amante de Leonardo Squarzón.

La mujer dio a entender que Squarzón le había prometido algo más que un encuentro casual.

Seguí leyendo en RatingCero.com