Los vecinos se manifiestaron en el puente que abrió la polémica. "Pasar gratis, sin SUBE, es algo provisorio. Empezarán a cobrar a partir del 17 de septiembre y será una vuelta a cero", contó uno de ellos a C5N.

La restricción al paso del público sobre el puente que cruza a lo largo de la estación Temperley de la línea ferroviaria Roca genera un fuerte cuestionamiento de los vecinos, que este lunes se manifestaban en el lugar en reclamo de que quiten los molinetes.

Los vecinos habían denunciado que los obligaban a cruzar por otro puente "sin seguridad ni mantenimiento", lo que llevó al municipio de Lomas de Zamora a advertir por el inicio de acciones legales si no se reabre al uso público. Ahora se lo hizo, pero aseguran que "pasar gratis es algo provisorio".

puenteflv.flv

"El cobro empezará a ser efectivo a partir del 17 de septiembre. A partir de ese día será todo una vuelta a cero. No hay garantías. El puente está en estado total de abandono. Queremos que vuelva a ser como era antes y que los molinetes estén en los andenes", denunció uno de los vecinos en diálogo con C5N y reclamó: "Queremos la liberación de este puente histórico. Es un derecho que tiene que ver con el uso de todos los vecinos y comerciantes".

Embed

Miles de vecinos utilizan ese puente para cruzar a un lado y otro de la ciudad, pero la operadora ferroviaria estatal Trenes Argentinos instaló molinetes arriba del paso que comenzarán a funcionar a partir del 17 de este mes y, hasta esa fecha, guardas impiden el tránsito del público, que debe cruzar por otro paso situado a 50 metros "sin seguridad ni mantenimiento".

Muchos reclamos se concentraron en la plataforma Change.org, en donde señalan que el puente peatonal a los que los obligan a transitar "se muestra a las claras peligroso, sin iluminación y con una altura que impediría su acceso a personas de edad avanzada, así como el desplazamiento de cochecitos para bebés, o de personas con problemas de salud, entre otros".