Ignacio Maeder, el joven rugbier de 23 años que sufrió una grave lesión cervical con paro cardiorrespiratorio mientras jugaba, sigue internado en terapia intensiva aunque se recupera de forma favorable. Su hermana compartió un emotivo mensaje en Facebook para pedir para que "sigan rezando" por su rehabilitación.
El joven segunda línea del Club Duendes de Rosario sufrió el sábado una lesión cervical que le provocó un paro cardiorrespiratorio en el cotejo por la cuarta fecha oficial del torneo Regional del Litoral, en el partido de prereserva que su equipo jugaba como local ante CRAI, de Santa Fe.

Maeder fue trasladado rápidamente al Sanatorio Parque cuando quedó lesionado, y fueron suspendidos tanto el partido que el rugbier disputaba como el correspondiente de Primera División que debía disputarse a continuación.

Embed
"Gracias a todos por el apoyo que están dándole a Igna y a mi familia. Sus palabras y oraciones nos dan fuerzas minuto a minuto", describió Andrea.

"Igna es un León. Un Toro. Un Océano lleno de fuerzas", dijo su hermana. "No dudo de él. Vamos a salir adelante!!!!", confió.

Ignacio Maeder.jpg
"Por favor, pido que nos acompañen rezando. Mandando energía. Mandando amor y buenas intenciones. Mis padres necesitan fuerzas y nosotros como hermanos también", indicó la joven.

Según detalló el médico del club y vicepresidente de la Unión de Rugby de Rosario, Javier Escalante, el joven se mantiene en la sala de terapia intensiva desde que se le realizó la "cirugía de estabilización de columna".

Ignacio Maeder2.jpg
"El paciente permanece en el posoperatorio sin complicaciones", añadió el profesional.