Lionel Messi se entrenó con el resto del plantel del Barcelona, en una clara muestra de que evolucionó de la molestia en aductor izquierdo, aunque todavía está en duda su presencia en el cotejo del sábado próximo ante el Deportivo Alavés por la tercera jornada de la Liga española.
El rosarino, que a causa de ese malestar no jugó en la visita del Seleccionado argentino a Venezuela por las Eliminatorias para Rusia 2018, desarrolló la primera parte de la práctica con el resto de sus compañeros, señaló el club catalán.

Embed
Desde su llegada a España, luego de jugar para Argentina ante Uruguay en Mendoza y marcar el gol del triunfo por 1 a 0, Messi se dedicó a hacer trabajo específico de recuperación y trabajos de kinesiología.

Barcelona, que jugará desde las 15.30 el sábado ante Alavés en el Camp Nou, suma seis puntos tras vencer a Real Betis (6-2) y Athletic de Bilbao (1-0).