La relación entre la panelista y el profesor de tenis llegaría a su fin, a pesar de que ella haya perdonado los reiterados engaños.

El domingo por la tarde estalló el escándalo: Amalia Granata había descubierto fotos y chats en el celular de Leonardo Squarzón, de quien está embarazada de seis meses.

Desde entonces a la pareja de la panelista se le descubrieron dos amantes: Paula Linda y Bárbara Geréz.

Ahora trascendió que tras los polémicos chats, audios y videos que salieron a la luz, Squarzón se reunión con Granata para ponerle un punto final a la relación. Sin embargo, la panelista decidió perdonarlo y se negó a separarse.


Seguí leyendo más en RatingCero.com.