Luego del escándalo provocado por la discriminación de una pareja de lesbianas, el gobierno porteño y la Defensoría del Pueblo organizaron una serie de charlas para "liberar prejuicios y miradas estereotipadas" en el personal del bar.
Tras la protesta realizada el lunes pasado por el hecho de discriminación en el bar La Biela a una pareja de lesbianas, el gobierno porteño dará una capacitación sobre convivencia en la diversidad, al personal del local. El seminario estará a cargo de la Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural. Además la Defensoría del pueblo anunció que dará un curso sobre género.

BESAZO
"La ciudad porteña es pionera en lo que respecta a legislación Lgbtiq sin embargo, no siempre la realidad acompaña los avances legislativos" destacó la Subsecretaría en un comunicado. "En este sentido, coordina capacitaciones a establecimientos turísticos y gastronómicos donde se les brinda un espacio de diálogo y reflexión en pos de liberar prejuicios y miradas estereotipadas".

El organismo público precisó que estas capacitaciones tienen como fin "sensibilizar a las personas en materia de Derechos Humanos, apuntando a lograr una convivencia respetuosa basada en la diversidad", entre otros objetivos. La capacitación será brindada a casi 50 empleados y hace parte de las actividades que se llevan a cabo en establecimientos gastronómicos y turísticos de la Ciudad.

Embed

"El Gobierno de la Ciudad busca construir una ciudad más justa y libre de discriminación que respete el derecho de las personas a ser, amar y desear libremente y fomentando el derecho de todos a convivir en diversidad", sostuvo la Subsecretaría.

La reacción del gobierno porteño se produce luego de que un "besazo" convocado por Arena y apoyado por distintas organizaciones que defienden los derechos de las minorías sexuales reuniera a unas 300 personas en La Biela.