Se trata de Lawrence Ripple, un estadounidense quien después de robar un banco, esperó en la entrada a que la policía llegara y se lo llevara preso. "Prefiero estar preso que en la casa", dijo.

Un estadounidense originario de Kansas asaltó un banco con el objetivo de ser enviado a la cárcel y escapar de su mujer, según una denuncia elevada ante un tribunal de este estado del centro de Estados Unidos.

"Prefiero estar preso que en casa", dijo Lawrence Ripple a su esposa Remedios, justo después que se pelearan, el viernes pasado.

Embed

Luego de la pelea, el hombre de 70 años, fue de inmediato a una sucursal bancaria y le entregó a un empleado un mensaje en el que decía que tenía un arma y exigía dinero de la caja.

Tras haber recibido cerca de 3.000 dólares, en vez de huir se sentó en la puerta del banco y esperó la llegada de la policía. Cuando los agentes llegaron, les explicó que había cometido el robo porque no soportaba seguir viviendo con su esposa.

El dinero robado fue devuelto al banco y el señor Ripple fue llevado preso como quería.