El proyecto de Ley de Acceso a la Información Pública fue aprobado esta noche por el Senado de la Nación, pero devuelto a la Cámara de Diputados ya que se le introdujeron algunas modificaciones propuestas por la oposición.
Tras aprobar en general el proyecto de acceso a la información pública, el Senado impuso modificaciones en tres artículos por lo que la norma deberá retornar a Diputados. También aprobaron por unanimidad el proyecto de ley que incluye a medios digitales dentro de la Ley de Pymes periodísticas.

La iniciativa de acceso a la información pública había cosechado algunas críticas en los últimos días pero no por su contenido, sino por la insistencia del oficialismo en aprobarlo sin cambios a pesar de los pedidos del ala kirchnerista del PJ-FPV y del Interbloque Federal de Adolfo Rodríguez Saá.

El proyecto establece que "toda persona humana o jurídica, pública o privada" puede solicitar información pública sin necesidad de contar con un patrocinio legal ni exponer la motivación de su solicitud.

También señala que están obligados a brindar información los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial; el Ministerio Público Fiscal y el de la Defensa; el Consejo de la Magistratura; las empresas del Estado y los concesionarios y licenciatarios de servicios públicos y el Banco Central, entre otros.

Embed
Se crea además la Agencia de Acceso a la Información Pública como órgano encargado de dar curso a los pedidos de información, cuyo director será designado por el Poder Ejecutivo, que también podrá removerlo del cargo.

El proyecto determina que el Estado debe brindar la información requerida -a menos que se trate de datos relacionados con la seguridad nacional- dentro de un período de 15 días, con posibilidad de una prórroga de 15 días más.

Otros de los proyectos pendientes para la jornada de hoy es la reducción del IVA a medios digitales y la rebaja de los valores de las comisiones de tarjetas de crédito y débito, que propone reducir el tope de aranceles que pueden cobrar las operadoras a los comercios.

Esta última iniciativa fue impulsada por el senador Alfredo Luenzo, y consiguió dictamen de comisión hace dos semanas, con la anuencia de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que ha presionado fuertemente en favor del tratamiento de la misma.

El proyecto reduce del 3 al 1,5% las comisiones por compras con tarjetas de crédito y elimina totalmente las correspondientes a las tarjetas de débito, que actualmente están fijadas en el 1,5%.