El estadio Maracaná vivió durante casi cuatro horas una auténtica fiesta tropical que llenó de color y música el cielo de Río de Janeiro con la ceremonia de inauguración de los primeros Juegos Paralímpicos de la historia de Sudamérica.

La ceremonia comenzó con el anuncio que por los vídeo-marcadores protagonizó Philip Craven, deportista británico en silla de ruedas que compitió en cinco Juegos de 1972 a 1988 y que saludó desde una de las tribunas, ahora como presidente del Comité Paralímpico Internacional.

Ceremonia Paralimpicos

Su testigo lo tomó el atleta estadounidense Aaron Wheelz, que, con su silla de ruedas, deleitó a los asistentes con un salto impresionante, con pirueta incluida en el aire, tras descender una empinada rampa desde lo más alto de una de las gradas de un fondo del estadio.

A partir de ese momento la música tomó un papel protagonista y, a través de ritmos como la samba, el tropicalismo o la bossa nova, se fueron sucediendo diversos espectáculos de música, luz y color que iluminaron la noche de Río de Janeiro.

Argentinos en Los Paralimpicos Rio 2016

Con el estadio de Maracaná en pie, el maestro Joao Carlos Martins, con un solo de piano, fue el encargado de poner música al himno de Brasil y al izado de la bandera del país carioca.

A continuación, uno a uno, representantes de los 164 países participantes fueron desfilando por el estadio, incluido Ibrahim Al Hussein, un refugiado sirio que compite como parte del equipo de atletas paralímpicos independientes.

Embed

La antorcha cuadrangular, que refleja los cuatro valores paralímpicos -valor, determinación, inspiración e igualdad- que pretenden dejar en la sociedad los Juegos, no se apagó y con su colorido se dio paso al espectáculo final.

El encargado de poner el broche a la ceremonia fue el cantante Seu Jorge, que, acompañado de los músicos del Círculo de Samba, hicieron bailar a la grada de Maracaná.

Embed

Los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro son los primeros que se celebran en Sudamérica y cuentan con la participación de 159 países y 4.432 deportistas que competirán en veintidós modalidades, dos más que en Londres debido a la inclusión del triatlón y el piragüismo.