Sony presentó en Nueva York, Estados Unidos, dos nuevos modelos de su consola PlayStation 4, entre ellos uno de alta gama adaptado a la televisión de ultra alta definición (4K), apuntando a mantener su liderazgo frente a Microsoft y su Xbox.
Bautizado PS4 Pro, el primer modelo presenta una definición gráfica más clara, al estar adaptado a las pantallas de televisión 4K, mientras la memoria fue aumentada, lo que permitirá a los desarrolladores ofrecer juegos más poderosos.

Contará además con el casco de realidad virtual Play­Station VR y propondrá los mismos servicios en línea que la PS4 clásica, incluido el servicio de streaming recientemente lanzado por Sony.

Embed
El segundo modelo, la PS4 Slim, es más compacto, más fino y gastará menos energía. Será lanzado el 15 de septiembre y costará US$335, al tiempo que la PS4 se estrenará el 10 de noviembre y se comercializará a US$447 La PS4 clásica vale US$392.

Con estos dos nuevos modelos, Sony espera por un lado ampliar su público (gracias a la PS4 Slim) y retener a los jugadores incondicionales (a partir de la PS4 Pro).

Más de 40 millones de unidades de PS4 fueron comercializadas en el mundo desde su lanzamiento, en 2013, según Sony, por delante de Microsoft (20 millones de Xbox One)y Nintendo(13 millones de Wii U).