Los padres de 13 niños denuncian que el Hospital Interzonal les entregó los cajones cerrados de sus niños muertos, sin que pudieran reconocer los cuerpos. "Nunca me dieron una explicación sobre la muerte de mi nieto", afirmó un abuelo a C5N.
Un grupo de padres se manifestaba este jueves en la puerta del Hospital Interzonal de Ezeiza, para denunciar que en ese nosocomio unos 13 niños nacieron muertos en sólo dos años y que desde el centro médico sólo les entregaron cajones cerrados, sin que pudieran reconocer los cuerpos.
"No me entregaron el cuerpo de mi hija y me están haciendo pasar por loca", dijo a C5N una mujer que asegura que hubo irregularidades durante el nacimiento de su beba. En tanto, un hombre aseguró: "Nunca me dieron explicación alguna sobre la muerte de mi nieto".
bebesezeiza.flv
Bajo el lema "Ezeiza no se calla más", aquel grupo de padres y organizaciones sociales marchó el miércoles hacia ese hospital, blanco de al menos 13 denuncias por desaparición de bebés recién nacidos.
La manifestación se llevó a cabo al conmemorarse el miércoles un año del caso de Aixa Rossi, quien perdió a su hijo Juan Cruz en forma confusa en ese centro de salud. Las autoridades le dijeron que el niño murió en el parto, pero jamás le entregaron sus restos.
Embed
Ese caso desencadenó las acusaciones de otros padres que aseguraron estar en esa misma situación. Indican que en una de las denuncias se comprobó que el ADN del niño fallecido no se correspondía con el de sus padres. Los padres sospechan que las desapariciones están vinculadas con el tráfico de bebés y órganos.