Luego de que la entidad platense emitiera un comunicado en el que rechazaba declaraciones del DT, el entrenador ofreció retirarse voluntariamente de su cargo. El problema central entre ambos fue la posible venta de Maxi Meza a Independiente, que finalmente se frustró.
El entrenador Gustavo Alfaro puso este jueves su renuncia "a disposición de la dirigencia" de Gimnasia y Esgrima La Plata, luego de que la entidad emitiera anoche un comunicado en el que rechazaba declaraciones del técnico ante la posible venta del delantero Maximiliano Meza a Independiente, que finalmente se frustró.

Por su parte, el presidente de Gimnasia, Daniel Onofri, dijo que no le va a "aceptar la renuncia" y que "el club se siente reconfortado por su actitud luego del malestar que despertaron sus declaraciones", al tiempo que lo definió como "un caballero", en diálogo con TyC Sports.

Embed
En medio de las negociaciones de la dirigencia del club platense con Independiente por la venta del pase de Meza, que finalmente no se concretó, Alfaro dijo en declaraciones a radio Continental que al presidente "mensana" Daniel Onofri "lo iban a insultar mucho en la calle" si vendía al jugador.

Tras caerse el pase del correntino, anoche la comisión directiva de Gimnasia emitió un comunicado en el que repudió las declaraciones del técnico y dijo que "no contribuyen a la paz social ni a la erradicación de la violencia en el deporte, poniendo en riesgo la seguridad de los dirigentes".

Embed
En conferencia de prensa, Alfaro respondió que fue "la semana más triste" desde que está en Gimnasia y enseguida puso su renuncia "a disposición de la dirigencia" ya que sentía la "obligación moral de hacerlo", algo que finalmente no fue aceptado.

"Llegue a este club con mucha ilusión y me costó mucho armar el grupo de jugadores con que hoy cuento. Agradezco mucho a Meza y a su representante por haber elegido quedarse", concluyó Alfaro.