Con la entrada, que vale 200 pesos, los chicos pueden acceder a la barra libre de tragos del boliche Barba Azul. Las autoridades municipales anticiparon que clausurarán el local bailable para evitar la realización del evento.
La convocatoria para una fiesta de adolescentes generó polémica en la ciudad rionegrina de Cipoletti. Es que los organizadores invitaban a los chicos a "tomar hasta vomitar".

La cita tendría lugar esta medianoche en el complejo Barba Azul, habilitado como salón de fiestas y no como complejo bailable.

Según un panfleto, la entrada cuesta 200 pesos, y con ella se accede a la barra libre de tragos toda la noche.

El titular de la dirección de Comercio Municipal, Juan Carlos Colombo, el salón ubicado en la rotonda de Ruta Nacional 22 y 151 se encuentra habilitada como salón de fiestas, pero no como complejo bailable.

"Los dueños del lugar están haciendo unas refacciones y tramitando la autorización como complejo bailable, pero aún no la tienen", indicó el funcionario.

Ante la consulta de este particular evento, el funcionario recordó que ya suspendieron varias fiestas de estas características en ese mismo lugar y anticipó que también lo harán esta noche.