El médico cirujano que mató a balazos a un ladrón que quiso robarle el auto en la puerta de su consultorio de la localidad bonaerense de Loma Hermosa volvió a pedir disculpas por los sucedido y reiteró que teme por sus hijos y su mujer.
"Le pido a Dios que me perdone", expresó Lino Dario Villa Cataldo (61) a la prensa, en la puerta de la sede de la Fiscalía de Instrucción 14 de San Martín, donde acudió por orden de la fiscal 7, Diana Mayko, del mismo distrito, a realizarse los peritajes psicológicos.

medico pericias psicológicas.mp4
El médico añadió que aún siente miedo de que algo pueda pasarle a sus hijos y su mujer y agregó: "Viví mi vida con mucha tranquilidad, con mucho sacrificio y ayudando a la gente antes de lo sucedido".

Embed
Los estudios dispuestos por la fiscal Mayko son de rigor en el marco de la causa en la que el médico está acusado de homicidio agravado, aunque libre mientras se resuelve su situación procesal.

Además de los estudios psicológicos, la fiscalía continúa llevando a cabo otros peritajes, entre ellos los balísticos, realizados sobre cuatro plomos secuestrados en el auto y el cuerpo del ladrón Ricardo Krabler.

Embed
El hecho ocurrió el 26 de agosto último en el cruce de El Ombú y El Pensamiento, en Loma Hermosa,
partido de San Martín, cuando el médico salía de su consultorio a bordo de su Toyota Corolla y fue abordado por un joven armado con un pistolón que, según se determinó luego, no estaba cargado.

Según Villar Cataldo, el asaltante lo golpeó en la cabeza, lo sacó del auto tomándolo de la ropa, luego lo embistió cuando dio marcha atrás con el vehículo y él estaba tirado en la vereda y que le apuntó y le dijo: "¡Te voy a matar, hijo de puta!".

Ante esta situación, el médico tomó del cantero de su consultorio una pistola Bersa Thunder Pro 9 milímetros, de la que es legítimo usuario, y disparó contra el delincuente, que quedó muerto dentro del Toyota Corolla.