Los titulares de las centrales obreras, Pablo Micheli y Hugo Yasky, coincidieron en la necesidad de convocar a una huelga nacional para octubre tras la reunión que mantuvieron con el ministro Jorge Triaca. "Con despidos, el diálogo es mentira", dispararon.

Los titulares de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, y la CTA de los Argentinos, Hugo Yasky, ratificaron la convocatoria de "un paro nacional en octubre" con la CGT para reclamar la reapertura de paritarias, la eximición de los trabajadores al pago del impuesto de Ganancias y un aumento de emergencia para los jubilados.

Los sindicalistas reiteraron el llamado a la medida de fuerza en todo el país tras reunirse con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, al sostener que "hay que forzar la posibilidad de respuestas positivas" y reforzar "la resistencia social contra el ajuste del gobierno".

"El Gobierno tiene que recapacitar y no creer que para bajar la inflación hay que enfriar la economía", reclamó Yasky al salir de la reunión que se realizó en la sede de la cartera laboral.

Y agregó: "Nos vamos con las manos vacías, sólo nos ofrecieron continuar las discusiones con la comisión de empleo. Pero el Gobierno se niega a reabrir las paritarias".