Los trabajadores realizan un cese de actividades luego de que un compañero resultara aplastado por un colectivo en un taller de la empresa DOTA.
Los trabajadores de la Línea 60 de colectivos realizan un paro en reclamo de mayor seguridad tras el aplastamiento de un compañero en uno de los talleres de la empresa DOTA.

Debido a esta medida de fuerza, miles de pasajeros que a diario toman este colectivo se vieron afectados.

Embed
Los trabajadores denunciaron que un operario fue aplastado por un colectivo en el taller ubicado en el barrio de Barracas. Ante esta situación, decidieron frenar el servicio de todos los ramales y se reúnen en asamblea.

El obrero, de nombre David Ramallo, de 35 años, sufrió heridas graves y fue trasladado de urgencia al Hospital Penna en estado reservado, informo Héctor Cáceres, delegado de la línea 60, quien afirmó que el cuerpo de delegados ya venía denunciando a la empresa por las malas condiciones de los elementos de trabajo.